Este web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar y adaptarse a vuestra navegación y vuestras preferencias, entre otras tareas.
Si continuáis navegando, entenderemos que aceptáis nuestra política de privacidad.
Política de cookies

Política de cookies +
  Menú

Mi secreto para no dejar de tener ideas

Herramientas para escritores

Mi secreto para no dejar de tener ideas

  Mi secreto para no dejar de tener ideas


Hoy voy a contarte mi secreto para no dejar de tener ideas, y es que cuando descubrí ese libro fue como haber encontrado el Santo Grial; y no solo yo estoy de acuerdo con esto, porque hay otros escritores, y NO escritores, que lo han probado y han descubierto que es verdad.

Últimamente he leído mucho sobre cómo funciona la mente y los pensamientos, y también sobre productividad, hábitos y rutinas, ya que todo está ligado. Y esta fase de investigación me ha llevado a descubrir que el cerebro no está diseñado para retener pensamientos. Pensar en poner lavadoras, tener que hablar con la señorita de tus hijos, acudir a una reunión de vecinos por la tarde, resolver el problema con el alquiler, etc, son pensamientos que te ocupan la mente y te bloquean sin que te des cuenta, porque tu primera intención es no olvidarte de todos esos quehaceres y los retienes en el pensamiento. Y para dar rienda suelta a la creatividad los pensamientos tienen que fluir.

Hay personas que no son muy amigas de las agendas, a mí me cuesta mucho anotarme todo lo que tengo que hacer en una agenda, pero si la llevas, ya sabrás que es una buena ayuda, aunque no es precisamente de las agendas de lo que voy a hablarte. Porque no solo tenemos que prestar atención a esos quehaceres, sino también a los problemas y reflexiones que no puedes encajar en una agenda.

Como ya he mencionado al inicio del post, me compré un libro: El camino del artista, de Julia Cameron; fue una recomendación y hablaban tan bien de este libro que me llamó la atención. En cuanto lo tuve en mis manos y empecé a leerlo, sentí que había acertado con la compra. Ya en el primer capítulo te pide que hagas varios ejercicios, y uno de los más importantes es escribir 'las páginas matutinas'. Consiste en escribir tres páginas cada día, y si escribes a mano muchísimo mejor. No hace falta que escribas en una libreta DinA4, con un cuaderno DinA5 es suficiente.

Escribir te ayudará a sacar la 'basura' que tienes en tus pensamientos, pero también a reflexionar sobre problemas, dudas o situaciones que no sabes cómo resolver y, poco a poco, te darás cuenta de cómo tus ideas empiezan a fluir más constantemente y a desarrollarse de una forma que jamás hubieras imaginado; son ideas con mucha más fuerza y más motivadoras, sobre todo si tienes alguna meta que quieras alcanzar.

Este libro lo han utilizado cineastas que se habían bloqueado y gracias a las 'tres páginas matutinas' han conseguido salir de ese estado de bloqueo, mejorando la creatividad, pero también sus vidas personales. El libro viene con un montón de ejercicios semanales para trabajar diferentes aspectos de ti: recuperar la sensación de seguridad, de identidad, de poder, de integridad, de posibilidad, de abundancia, de conexión, de fortaleza, de compasión, de autoprotección, de autonomía y de fe. Es muy muy completo.

Es posible que estés pensando que no es para tanto, y no te culpo, yo también pensé eso al principio; pero lo he comprobado por mí misma y todavía, después de meses, los resultados me parecen increíbles. Empecé a notar los efectos creativos más o menos a las tres semanas de empezar a escribir esas tres páginas. Las escribí durante dos meses, pero hubo un momento en que las dejé, pensando que no las necesitaba más; pero me equivoqué. En cuanto dejé de escribir esas tres páginas empecé a sentirme como antes, con algunas ideas, sí, pero muy vagas; así que he vuelto a escribir en el cuaderno y he vuelto a recuperar ese 'fluir de la consciencia'.

Hay un par de cosas importantes que debes tener en cuenta si quieres probar este método: el libro menciona que escribas las tres páginas a primera hora de la mañana. En mi caso, mi horario de trabajo fuera de casa no me permite levantarme más temprano de las cinco de la mañana, así que escribo las páginas por la tarde, y el efecto es el mismo. Pero si tú puedes permitirte escribirlas de buena mañana, ¡perfecto! :D

Otro punto importante es que escribas solo tres páginas, ni una más, ni una menos. ¿Por qué? Porque si escribes más, y al día siguiente no te apetece ponerte con las páginas, pensarás: bueno, como ayer escribí cinco páginas hoy me lo salto. No, no funciona así, se trata de escribir a mano, todos los días, y solamente tres páginas para que la fluidez de pensamientos tenga efecto.

Y este es el momento perfecto para empezar, ya que las vacaciones están a la vuelta de la esquina ;)

¿Te apuntas a escribir esas tres páginas matutinas todos los días?

Me encantará leer tu experiencia en los comentarios :D

COMENTARIOS
Comenta