Este web utiliza cookies propias y de terceros para optimizar y adaptarse a vuestra navegación y vuestras preferencias, entre otras tareas.
Si continuáis navegando, entenderemos que aceptáis nuestra política de privacidad.
Política de cookies

Política de cookies +
  Menú

Cómo planificar una novela sin dejar de ser creativo

Herramientas para escritores

Cómo planificar una novela sin dejar de ser creativo

  Cómo planificar una novela sin dejar de ser creativo


La palabra planificación parece aterrar a muchos escritores porque creen que planificar les resta creatividad. Yo también lo pensaba, pero he descubierto que no es cierto. Al contrario, la planificación evita que metas la pata y digas que un personaje que no sabe nadar, por ejemplo, y que varias páginas después ese personaje salte de un barco y nade mejor que un nadador olímpico. Además, planificar no significa tener apuntes de todos los detalles de la historia, porque puedes planificar lo más importante. Por eso hoy te cuento cómo planificar una novela sin dejar de ser creativo, ilustrado con ejemplos de la película La Bella y la Bestia. Al final obtendrás un argumento con el que podrás seguir la historia sin dejar de lado tu creatividad ;)

La idea

Creo que no hace falta decirlo, pero es lo primero que tienes que tener en cuenta para crear una historia. Saber qué quieres contar te llevará a poder desarrollar el resto de elementos para que la historia tenga los cimientos que requiere para sostenerse. Puedes empezar con la famosa pregunta de: ¿qué pasaría si… un rico adinerado se convirtiera en una bestia? ;)

El conflicto principal

Cada historia debe tener un conflicto (problema) que obligue al protagonista a moverse por los distintos escenarios. Si el personaje no tiene un conflicto que solucionar, no tendrás una historia que contar. 
Siguiendo con el ejemplo anterior, Bestia era un hombre que fue castigado por una hechicera cuando este se negó a darle cobijo. Bestia es infeliz, pero lo más grave es que, cuando la rosa que le entregó la hechicera se marchite, no podrá recuperar su aspecto humano. Lo único que puede devolverle a la normalidad es que una joven se enamore de él, ¿pero cómo va alguien a enamorarse de él siendo una bestia?

El protagonista y su objetivo

¿Quién es el protagonista de tu historia? No tiene por qué ser un protagonista que tenga nada especial, puede ser un personaje normal y corriente, pero ese personaje tiene que tener defectos y/o virtudes, un objetivo (qué quiere conseguir), y una motivación para querer resolver el conflicto que tiene. Cuando necesitas saber qué cualidades tiene tu personaje es importante rellenar una ficha de personaje.
En el caso de La Bella y la Bestia, el hombre es convertido en Bestia por su falta de corazón y empatia. Su problema a resolver es conseguir volver a su forma humana.

El mundo y la época donde transcurre tu historia

Toda historia transcurre en un lugar o mundo concretos. Puede ser un país como Londres o París, en la época actual o en otra época; pero también puede suceder en otro mundo que solo existe en tu imaginación. Es importante que sepas en qué lugar y época o año, sucede tu historia para no incurrir en errores.
En el caso del ejemplo, la historia transcurre entre el pueblo de Bella y los alrededores del castillo de Bestia. No se indica una época específica, pero por las vestimentas que llevan los personajes se ve que la historia no ocurre en la actualidad.

Relaciones con otros personajes

El protagonista siempre suele relacionarse con otros. Eso provoca que a menudo esas relaciones se interpongan en el camino del protagonista como obstáculos, pero también como ayuda al personaje principal. Gracias a estas relaciones se construyen las tramas secundarias que aportan riqueza y verosimilitud a la historia.
Seguro que recuerdas a Ding Dong, el reloj, o a Lumier, el candelabro. Son personajes que, de algún modo, ayudan a Bella para que no huya del castillo, pero también intentan que Bestia cambie su actitud para conseguir que Bella sienta algo por él y, por lo tanto, pueda romper el hechizo.

El antagonista

Este personaje no siempre es un personaje, porque también puede ser una fuerza de la naturaleza como un huracán, un volcán, un terremoto… El antagonista siempre desea lo mismo que el protagonista y por eso luchan entre sí, luchan para conseguir lo mismo.
En La Bella y la Bestia el antagonista es Gastón, que también desea obtener el amor de Bella.

El arco del personaje

El arco del personaje se refiere a la evolución del protagonista. Este personaje principal pasa por tantas vivencias a lo largo de la historia que al final, y por norma general, siempre aprende algo. Y lo que aprende se debe reflejar en la historia.
Bestia aprende que con bondad y compasión se logra mucho más que con agresividad y frialdad, y es por eso al final se gana el corazón de Bella.

Argumento resumen

¿Qué pasaría si… un rico adinerado se convirtiera en una bestia?

Bestia era un hombre que fue castigado por una hechicera cuando este se negó a darle cobijo. Bestia es infeliz, pero lo más grave es que, cuando la rosa que le entregó la hechicera se marchite, no podrá recuperar su aspecto humano. Lo único que puede devolverle a la normalidad es que una joven se enamore de él, ¿pero cómo va alguien a enamorarse de él siendo una bestia?

El hombre es convertido en Bestia por su falta de corazón y empatia. Su problema a resolver es conseguir volver a su forma humana.

La historia transcurre entre el pueblo de Bella y los alrededores del castillo de Bestia.

Ding Dong, el reloj, o a Lumier, el candelabro, ayudan a Bella para que no huya del castillo, pero también intentan que Bestia cambie su actitud para conseguir que Bella sienta algo por él y, por lo tanto, pueda romper el hechizo.

El antagonista es Gastón, que también desea obtener el amor de Bella.

Bestia aprende que con bondad y compasión se logra mucho más que con agresividad y frialdad, y es por eso al final se gana el corazón de Bella.

Si tienes en cuenta estos siete elementos que te he presentado puedes planificar sin dejar de sentir que la creatividad deja de fluir ;)

Te añado algunas preguntas que pueden serte de ayuda a la hora de planificar un poco tu historia: ¿conseguirá el protagonista lo que desea? ¿Qué obstáculos encontrará por el camino? ¿Tiene algún objeto mágico que le ayude? ¿Cómo será el enfrentamiento final entre el antagonista y el protagonista? ¿Conseguirá el protagonista seguir vivo cuando llegue al final de la historia? ¿Qué aprenderá el protagonista?

Otra herramienta que te puede ayudar a definir la estructura es El viaje del héroe.

¿Qué te ha parecido esta manera de planificar? ¿Qué le añadirías?
Cuéntamelo en los comentarios.

COMENTARIOS
Comenta