• Errores de escritora

    Incoherencias narrativas en el worldbuilding

    ¿Sabes qué es la suspensión de la incredulidad? La suspensión de la incredulidad representa la voluntad que tiene un lector para dejar de lado su sentido crítico. Es decir, si en tu novela le hablas de unicornios, el lector dejará de lado el pensamiento de que: «ese animal no es real», para sumergirse por completo en la historia y creer, por unos momentos, que esos unicornios existen de verdad. Aunque para que esto ocurra se deben evitar las incoherencias en las historias, y por eso es tan importante trabajar previamente el worldbuilding antes de ponerte a escribir. Hoy voy a hablarte de las incoherencias que cometí cuando escribí una de mis novelas de principiante. Antes, era una escritora de brújula y escribía dejándome llevar…

  • Errores de escritora

    Cómo perder el miedo a cometer errores

    Cuando empecé a escribir tenía miedo de enseñar mis historias a los demás. Pensaba que se iban a reír de mí, que me dirían que lo que había escrito no valía para nada, que no se me daba bien escribir… Esa falta de seguridad me la provocaba no poder aprender técnicas de escritura. Ya he mencionado en otros post que cuando yo empecé a escribir no existía internet, y apenas había información sobre cómo escribir bien. A día de hoy eso ha cambiado, obviamente, sino, no estaría aquí explicándote lo que te voy a contar. Con el tiempo he aprendido que cometer errores NO es un signo de debilidad, sino una fortaleza, porque solo los errores te permiten…

  • Errores de escritora

    Presentar a muchos personajes a la vez

    Presentar a muchos personajes a la vez en tu historia es lo peor que se puede hacer. En mi transcurso como aprendiz de escritora, y antes de publicar mi primera novela: La chica estelar, escribí otras cinco novelas que siguen en el baúl de los recuerdos. Cuando decidí abrir esta sección de errores de escritora, recuperé esos manuscritos y empecé a leer para extraer los errores que cometí sin tener ningún tipo de formación. Cuando empecé a escribir no existía internet y tampoco había cursos de escritura a los que pudiera asistir; así que escribía influida por mis lecturas, que entonces eran más lecturas de manga que novelas, y eso se nota. Por eso,…