Herramientas para escribir

Cómo crear un calendario editorial de escritora

Tener un blog donde los lectores vengan a buscarte como autora es tan importante como esforzarte por aprender a escribir bien. Hay dos clases de blogs: el blog para escritores y el blog para lectores. Según comentan los expertos de marketing, una escritora debe tener un blog para lectores y hacer reseñas, entrevistas…

En mi humilde opinión: no hagas caso de lo que otros te dicen, haz lo que a ti te llame la atención, lo que tu intuición te dicte. Porque será ese instinto el que te llevará por el buen camino.

Es posible que te estés preguntando si es necesario tener un blog, sea del tipo que sea. No, no es necesario ni obligatorio. ¿Por qué? Porque no a todo el mundo le va a funcionar lo mismo. Hay muchos escritores que no tienen blog, pero sí un canal de YouTube, o un podcast, o simplemente se dejan ver en redes sociales.

Independientemente de si tienes blog o no, o si vas a crear uno en un futuro, es importante tener contenido para tu público, y para eso sirve el calendario editorial.

El calendario editorial es una buena herramienta para organizar tus contenidos y no quedarte sin ideas. Puedes crear el calendario en una hoja de Excel o puedes hacerlo en una libreta, lo importante es que tengas controlado el contenido que ofreces a tus visitas.

Pero no pienses que el calendario editorial solo sirve para los blogs, nada más lejos de la realidad. Puedes usarlo para definir contenidos de vídeo, si tienes un canal de YouTube, o para un podcast, o simplemente para publicar en redes sociales. Sirve para cualquier tipo de contenido que tu quieras crear.

¿Qué ventajas te aporta crear un calendario editorial?

  • No te quedarás sin saber qué escribir frente a la página en blanco
  • Definirás tus objetivos y la razón por la que escribes un blog, o grabas un vídeo, o un podcast, etc
  • Tendrás claro a qué público te diriges
  • Podrás definir estrategias para tus libros
  • No te quedarás sin ideas para publicar
  • Definirás mejor cada temática
  • Decidirás las fechas de publicación
  • Crearás borradores cortos resumiendo la idea básica que se te ha ocurrido
  • Definirás varias categorías de contenido
  • Decidirás el formato de las publicaciones: imagen para redes, vídeos, podcast, infografías…
  • Tendrás control sobre las palabras clave
  • Lograrás ser constante en tus publicaciones

Y un largo etcétera lleno de posibilidades. Pero vamos a ver cómo se hace.

¿Cómo crear un calendario editorial de escritora?

Público objetivo

Decide a qué tipo de público te diriges. No es lo mismo crear contenido para un público infantil y hablar sobre cuentos, que dirigirte a un público más joven o adulto. Para empezar a pensar en tu público acude a tus propios libros de autora: ¿a qué tipo de público van dirigidos tus libros? En el caso de que escribas sobre distintos géneros, tendrás que encontrar formas diferentes de transmitir esa información.

Perfil de público objetivo

Al inicio de crear este blog no tenía definido a mi público objetivo y a veces sentía que perdía el rumbo de hacia dónde iban mis artículos. Hasta que al final decidí crear una ficha con un público objetivo en mente. Le puse edad, qué falta de conocimientos tiene y también un nombre. Básicamente, es como crear una ficha de personaje inventada. ¿Y para qué sirve esto? Para enfocar mejor tus contenidos.

Ahora, cada vez que voy a escribir un artículo, acudo a esa ficha y le explico a Diana (así se llama mi público objetivo), por qué y para qué le estoy contando lo que le explico en los post. Es posible que te parezca una tontería, pero te aseguro que tener una ficha con tu público objetivo definido te ayuda muchísimo a enfocar tu contenido.

Define la razón de tu canal de comunicación

Decide el motivo por el que quieres crear un blog, o tener un canal de vídeos, o tener un podcast, o publicar solo en redes.
Tener un blog requiere tanto esfuerzo como escribir una novela, pero lo mismo sucede con los demás canales. Para grabar vídeos tendrás que tener un equipo adecuado, además de tiempo para editar. Para los podcast un buen micrófono, para publicar en redes un buen diseño de imágenes. No hay nada sencillo, pero si quieres crear una comunidad de lectores no hay otra manera de hacerlo.

En mi caso, quise tener un blog porque me gusta compartir todo lo que aprendo sobre la escritura, me divierte crear artículos. El blog es mi casita digital donde los lectores y las editoriales pueden encontrarme.

¿Qué tipo de contenido vas a publicar?

En función del tipo de herramienta digital que uses, y de tu público objetivo, ya estarás haciéndote una ligera idea de por dónde empezar. Si es un blog para lectores, posiblemente tratarás reseñas de libros, entrevistas a escritores, críticas y reflexiones, noticias sobre nuevos talentos, etc.

Si es un blog para escritores publicarás temas que hablarán sobre herramientas para escribir, programas con los que escribir, cómo estructurar una novela, técnicas narrativas, etc. Lo mismo si vas a crear vídeos, o audios, o imágenes.

Independientemente de lo que escojas, puedes centrar tu contenido en tu nicho, es decir, al género que escribes. Por ejemplo, si escribes romántica, puedes hablar de cuántas clases de amor existen, cómo crear una pareja ideal en la novela, etc. Si escribes fantasía: cómo crear un mundo fantástico, cómo crear un monstruo… Hay muchas posibilidades.

Define las temáticas

Haz una lista de temáticas que pienses que a tu público puedan interesarle, como por ejemplo: reseñas, entrevistas, curiosidades… Se requieren un mínimo de cuatro o cinco temáticas para que no te pierdas en el montón de información que se puede aportar en las redes.

Lluvia de ideas para contenido

El siguiente paso es hacer una lluvia de ideas para empezar a crear artículos. En base a las temáticas, y a la lista de carencias de tu público objetivo, empieza a anotar ideas. Por ejemplo, si has definido que tu público objetivo no sabe planificar una novela, anota ideas sobre cómo planificar una historia. Empieza de lo más general hasta lo más concreto.

Ubica ideas y desarróllalas

Ubica cada una de esas ideas en las categorías que has elegido. Empieza a desarrollarlas creando un resumen y ponle un título provisional. El formato del contenido, ya sean artículos, vídeos, etc, debe contener: un inicio, un desarrollo y una conclusión (sí, igual que la estructura en tres actos que se aplica a la escritura). Además, tienen que ser interesantes y aportar valor a tu público. En este aspecto, si no sabes por dónde empezar, te sugiero que leas artículos (o veas vídeos, etc), de otros blogs o canales y te preguntes qué te interesa a ti de ese contenido; buscando tus propias razones de por qué ese contenido te gusta, te será más fácil ponerte en la piel de tu lector objetivo y crear contenido específico para ese público.

Fechas de publicación

Decide cuántas veces a la semana vas a publicar: ¿una vez por semana? ¿Dos veces por semana? Obviamente, esto dependerá del tiempo que tengas disponible para crear contenidos. Por eso es tan útil tener un calendario editorial, porque mientras publicas vas generando ideas para crear más contenidos.

Define las fechas de NO publicación

El año tiene 52 semanas. Coge un calendario anual y marca las semanas en las que no publicarás contenido.
En este caso, yo cojo mi bullet journal y marco las semanas festivas: semana Santa, vacaciones de verano y vacaciones de navidad. Luego hago un recuento de las semanas en las que sí voy a publicar contenido. Este año, por ejemplo, tendré que crear contenido para 40 semanas, teniendo presente que publico contenido cada semana.

Cómo preparar contenido

Al principio, cuando se empieza algo nuevo, tiendes a estresarte. Ya sea porque no tienes soltura en crear contenido o no sabes muy bien por dónde empezar a crearlo. No te preocupes, yo también pasé por esa fase y al final se va aprendiendo, igual que se aprende a escribir.

En esta fase, el calendario editorial te ayudará a gestionar esta parte, y para que tengas una idea más clara te voy contar cómo preparo ese contenido paso a paso.

  • Empiezo los lunes. Primero elijo qué voy a contar en base a alguna de mis temáticas: ya sea crecimiento personal, diario de escritora, errores de escritora… A ratos, voy pensando en la estructura del contenido y cómo lo voy a contar. (Ya sabes: inicio, desarrollo, conclusión).
  • El martes y miércoles empiezo a redactar un primer borrador. (Empieza también a pensar en las palabras clave para que el SEO te posicione. Te dejo un enlace al libro: Palabras clave para escritores, de Jaume Vicent).
  • El jueves elijo el título del post y reviso el artículo.
  • El viernes preparo la imagen de cabecera (ya sea que la busques en un banco de imágenes gratuitas o las crees tú misma), y subo el artículo al blog.
  • Por último, programo el post para que se auto publique en la fecha que haya elegido.

Cuándo preparar contenido

Está claro que cuando empiezas con un blog (o cualquier otro medio de publicación), empiezas desde cero. Pero puedes aprovechar los fines de semana, los días festivos y de vacaciones para crear ideas y tener contenido a largo plazo. Al principio es difícil, pero igual que en la escritura, al final acabas encontrando tu propio estilo y tu propia voz para contar a tu público objetivo lo que necesita que le cuentes.

En definitiva, crear un calendario editorial es muy útil para tener claro en todo momento qué vas a publicar y por qué, además de dirigirte a tu público objetivo y enfocar mejor tus contenidos para aportarle valor a tu visitante.

¿Llevas un calendario editorial? ¿Vas a crear uno a partir de este artículo?

Cuéntamelo en los comentarios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *