Crecimiento personal

Cómo superar los miedos del escritor

Cuando empiezas con la escritura es natural tener miedos, sobre todo cuando te enfrentas a algo que todavía no has explorado. Hoy te voy a dar algunos consejos que pueden ayudarte a superar esos miedos de escritor para traspasar esa barrera que a menudo te impide avanzar.

Miedo a la página en blanco

Si este miedo se debe a que no tienes ideas, te dejo el enlace a 20 ejercicios de escritura creativa para ver si alguna de estas ideas te inspira una historia.

Demasiadas ideas

Si el miedo viene de tener tantas ideas que no sabes cómo aterrizarlas, la solución es otra.

Para romper ese miedo, no debes mirar todo el trabajo que te queda por delante para terminar esa novela, piensa solo en el primer paso. ¿Cuál es el primer paso? Presentar al protagonista. Decide de qué manera vas a presentar su vida. ¿Es un médico que cuida de las personas pobres? ¿Es una doctora que ha inventado una tecnología revolucionaria que va a ayudar a los minusválidos a volver a caminar? Define qué protagonista tienes y en qué escenario lo vas a presentar.

Enfócate en este primer paso y ve poco a poco. No mires lo larga que es la escalera, mira el primer escalón y súbelo. Dale color a esa página en blanco.

Miedo a que te copien las ideas

Este miedo es muy habitual en muchos de nosotros, yo también lo he sentido; hasta que descubrí que no es del todo cierto.

Me explico: tú puedes querer escribir sobre un mundo donde existe un hada que no es capaz de sentir las emociones, y llega otro escritor que decide que esa idea le gusta y va a escribir sobre eso. Bien, puede haber dos historias que tratan el mismo tema, pero siempre serán diferentes. ¿Por qué? Porque cada novela está escrita desde puntos de vista distintos. Es decir, tú no miras a la vida igual que mira el otro escritor. A ti puede gustarte mucho la lluvia, porque te permite acurrucarte en un rincón de la habitación a leer un buen libro, pero para la otra persona, que llueva puede significar que no podrá irse de acampada con sus amigos y se frustrará. Estas pequeñas cosas, en cómo vive y mira cada uno, son lo que nos diferencia, tanto en la vida real como en nuestra manera de escribir, y no hay motivos para tener miedo de que otro venga y te copie la idea; porque tú contarás esa historia de una manera totalmente distinta al otro escritor.

Miedo al plagio

Para evitar este miedo simplemente tienes que registrar tu novela en el Registro de la Propiedad Intelectual de tu ciudad. Por supuesto, esto no te asegura que no te vayan a plagiar, pero siempre tendrás en tu poder un documento que certifica que esa obra es tuya y no de otro.

Miedo a las críticas

Esto es algo que, tarde o temprano, tienes que afrontar. Es inevitable. La diferencia entre esas críticas está en si son constructivas o no. Que alguien te diga que la novela no vale nada, a ti no te ayuda a mejorar, y es mejor no hacer caso. Sin embargo, si la crítica es constructiva y te menciona, por ejemplo, que el conflicto principal es flojo, que los personajes son planos pero que la historia está bien, puedes coger esa información que te dan y aprovechar para mejorar.

Si es tu primera novela, te recomiendo que antes de enfrentarte a un público optes por una lectura profesional. No es gratis, claro, pero este lector te aportará información muy valiosa para que puedas mejorar tus textos.

Miedo a que tu libro no esté perfecto

La perfección no existe, y esto lo habrás escuchado muchas veces. La perfección siempre será algo subjetivo, sujeto a la percepción de cada uno; y cada uno somos diferentes. Es igual que decir que esa prenda de ropa es bonita: a ti puede gustarte mucho, pero a otra persona puede parecerle horrible y fea porque no va con su estilo.

La perfección es lo mismo: habrá lectores a los que tu historia les parecerá perfecta, habrá otros a los que no; al final, la perfección se resume a los gustos de cada uno. Así que, en este caso, no tienes más remedio que aceptar la realidad. Que no te detenga ese miedo por ser tan perfeccionista.

Miedo a no ser buen escritor

La solución es sencilla: aprende a escribir con algún curso de escritura. Investiga qué plataformas dan cursos y apúntate al que más te llame la atención. Te dejo unos cuantos blogs que dan cursos de escritura: Clara Tiscar, Diana P. MoralesTeo Palacios.

Miedo a publicar por temor a las presentaciones

Este es uno de los miedos que superé y que ya te conté aquí. El secreto es tomar consciencia, aunque no necesariamente vas a tener que enfrentarte a una presentación si no te apetece, sobre todo si autopublicas en Amazon y no con editorial. No estoy diciendo que por publicar en Amazon no puedas hacer presentaciones, porque en sí las hice, solo digo que, como autopublicado, nadie puede obligarte a hacerlas, aunque sí es recomendable si quieres que más lectores te conozcan.

¿Has sentido alguno de estos miedos? ¿Cómo los superaste?

Cuéntamelo en los comentarios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *