Herramientas para escribir

Cuatro diarios imprescindibles para un escritor

Aprender a narrar y contar una historia interesante no es fácil, porque la escritura se compone de muchos detalles, técnicas y estructuras que a veces no logras comprender.

La escritura necesita de mucha reflexión interna, es un trabajo solitario pero a la vez gratificante y liberador, y cuando estoy en esa fase reflexiva me gusta anotar esas reflexiones en una libreta para no olvidarlas. Hoy vengo a hablarte de los diarios que tengo empezados y que me mantienen siempre con ideas.

Diario de reflexiones sobre escritura

Hace ya unos años, cuando decidí aprender más sobre el funcionamiento de cómo diseñar una historia, empecé un diario de reflexiones narrativas. En esa libreta he ido anotando dudas sobre escritura que al principio no entendía: ¿cómo le doy más realismo a un personaje? ¿Cómo trabajo las emociones? ¿Cómo reconecto con la novela cuando llevo días o semanas sin escribir? Son preguntas que rondaron por mi cabeza durante un tiempo, unas se quedaron más tiempo que otras, pero al final conseguí encontrar las respuestas que anoté en ese diario de reflexiones y que, de vez en cuando, recupero para generar artículos para ti 😉

Diario de palabras

Otro diario que considero imprescindible y que no puede faltar en tu escritorio es un diario de palabras. Sí, ya sé que existe el diccionario de la RAE, pero no sé si a ti te sucede que hay algunos significados de palabras que no retienes en la memoria como: conciencia o consciencia. Sobre todo o sobretodo. Apertura u obertura. Hierba o hierva, etc. Son palabras de las que a veces dudo y por eso tengo un diario de palabras. Además, es más sencillo buscar en tu libreta una palabra de la que dudas, que tener que coger el diccionario. También uso esa libreta para anotar dudas sobre ortografía y gramática.

Otra idea que puedes poner en práctica, si no quieres tener un diario de palabras, es crear una infografía con ayuda de Canva; imprimirla, plastificarla y colgarla en tu pizarra de corcho, en la pared, o incluso tenerla en el propio escritorio para que sea mucho más rápido y visual consultarla.

Diario personal

Este diario es el de toda la vida, es cierto. ¿Y por qué es importante? Porque de él puedes extraer ideas de algún suceso y escribir una historia. No me refiero a que escribas una autobiografía, que también podrías hacerlo, sino que una situación determinada puede llevarte a crear una historia de dragones, que se convierten en doncellas, para echar al rey del castillo y que deje de cazarlos. ¡Imaginación al poder! 😀

Diario de marketing

Por mucho que a los escritores nos cueste el marketing, debes dejarte ver en redes sociales. Llevar un diario de marketing donde anotar ideas para futuras publicaciones, juegos de palabras que se te ocurran, preguntas para lectores, etc, te ayudará a tener almacenadas ideas cuando a veces no sabes qué publicar.

¿Escribes un diario? ¿Alguna vez te ha aportado ideas para escribir una historia?
Cuéntamelo en los comentarios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *