Ideas para escribir

Leyendas urbanas ¿fantasía o realidad?

Hace un tiempo, me apunté a caminar siguiendo una ruta de calles históricas en Barcelona. Mientras paseábamos, la guía nos contaba anécdotas sobre las personas que habitaron algunos de los edificios. La excursión me hizo recordar algunas historias que se contaban en mi pueblo. ¿Quién no se ha encontrado con una historia que ha pasado de boca en boca hasta convertirse en una leyenda?

Leyendas urbanas, ¿fantasía o realidad? Todos los pueblos y ciudades tienen las suyas propias y son una buena base para generar ejercicios creativos y dar rienda suelta a tu imaginación. He hecho una recopilación de algunas leyendas que sucedieron en pueblos cercanos al mío y que, quizá, despierten en ti la necesidad de escribir una historia 😉

La mano negra, ¿fantasía o realidad?

Cuentan los aldeanos de un pueblo de Barcelona que en la verja de entrada al colegio existe la marca de la mano de un niño que desapareció. Dicen que si uno se acerca a dicha puerta es absorbido hacia dentro y desaparece.
Si quisieras crear una historia de fantasía partiendo de esta premisa, solo tendrías que empezar a hacerte preguntas tipo: ¿quién forjó esa verja de hierro? ¿Por qué solo un niño desapareció cuando cada día entran en clase miles de críos? ¿Qué pretendía la persona que forjó esa puerta? ¿Era un brujo, un mago, un demonio quizá?

La casa encantada, ¿fantasía o realidad?

Recuerdo aquella casa. La veía cada mañana, cuando iba de camino al colegio de la mano de mi madre, y no podía evitar que los ojos se me fueran a su estructura. Era grande, con las ventanas rotas, y se podía ver el papel de las paredes arrancado. Al salir del colegio, varios niños entrábamos en la casa, de la que se decía que habitaba un fantasma, y en cuanto uno gritaba, el resto salíamos corriendo.

¿A quién perteneció esa casa? ¿Por qué su fantasma no se había ido? ¿Qué asunto pendiente le quedaba por hacer?

La bruja, ¿fantasía o realidad?

Antiguamente, las calles por las que caminaba eran de tierra, sin asfaltar. Poco a poco fueron construyendo acueductos para desviar el agua y evitar las inundaciones. Recuerdo que en una de esas construcciones, mientras se instalaban cilindros de cemento en una enorme zanja, los niños de mi calle y yo jugábamos a correr por el interior de esos cilindros enormes e imaginábamos que eran túneles subterráneos. Nos encantaba recorrerlos de arriba abajo una y otra vez, era divertido.

En una de esas ocasiones, oí a otros niños hablar sobre la existencia de una bruja en el pueblo. Decían que tenía el pelo blanco, la nariz aguileña y una fea verruga en la barbilla.

Un día, caminando por la acera, pasé por delante de la casa donde vivía esa bruja y mentiría si digo que al verla no salí corriendo cuando me miró con cara de pocos amigos. Era tal y como la habían descrito.

¿Qué hacía aquella bruja allí? ¿Llegó al pueblo huyendo de alguien? ¿Vendía ungüentos y pócimas? ¿Hacía magia? ¿O era una simple y pobre anciana que parecía una bruja?

La casa Orlandai, ¿fantasía o realidad?

En el pasado, esta casa fue un colegio para niños y niñas que aun hoy sigue en pie, dentro de la urbe de Barcelona. Cuentan que querían cambiar el nombre del edificio y para ello el profesorado decidió crear un concurso.

Todos los alumnos del colegio participaron y depositaron en una urna el nombre que cada uno había elegido. Pero el nombre ganador fue: Orlandai.

Los profesores le preguntaron a la niña ganadora de dónde había salido ese nombre, pero la pequeña se mostró reticente a decirlo porque temía que se rieran de ella; aunque al final decidió contarlo. Orlandai, era su amigo invisible, alguien fuerte y valiente que siempre le hacía compañía y que era capaz de conseguir cualquier cosa.

¿Piensas que era solo una invención de la niña? ¿Por qué solo ella podía verlo? ¿La habían hechizado? ¿Tenía un don? ¿Qué quería ese ser invisible?

La iglesia maldita, ¿fantasía o realidad?

Cuentan que un arquitecto alzó una iglesia pero los cimientos no se aguantaban y la estructura se derrumbaba una y otra vez. Frustrado, decidió hacer un pacto con el diablo: si le concedía el deseo de poder construir el edificio sin que se derrumbase, haría lo que fuera.

El diablo le contestó que si emparedaba entre los cimientos a la primera persona que pasara por la calle, el edificio se tendría en pie.

El arquitecto aceptó el trato. Al poco rato, pasó una mujer por la acera, pero el arquitecto jamás esperó que fuera su esposa, que le llevaba la comida.

No obstante, su afán por construir la edificación era más fuerte que el hecho de la perdida que le iba a suponer y emparedó a su mujer entre los pilares de la iglesia para mantener la estructura en pie y así poder cumplir con su palabra.

¿Por qué el diablo le había ofrecido esa clase de trato? ¿Qué quería conseguir? ¿Quizá es que la esposa del arquitecto tenía un alma tan pura que el diablo se vio tentado a corromperla para que fuera suya? ¿Y cómo se sintió el arquitecto después de aquella atrocidad? ¿Se arrepintió? ¿Sigue matando y se ha convertido en siervo del diablo?

La vampira de Barcelona, ¿fantasía o realidad?

Esta quizá sea una de las historias más escabrosas que se cuentan, incluso hay libros que hacen referencia a lo sucedido. Se filmó una película que se estrenó en diciembre del 2020 y existe también un libro tipo comic que te enlazo aquí.

Se dice que Enriqueta Martí se dedicaba a secuestrar a niños. Los desangraba y hacía ungüentos para luego venderlos a la gente de alta alcurnia.

Por otro lado, dicen que ella fue en realidad la víctima y que gente poderosa del siglo pasado la había escogido a ella como cabeza de turco para ocultar crímenes cometidos por otros.

¿Quién estaba detrás de toda esta trama oscura? ¿Por qué escogieron a Enriqueta y no a otra persona? ¿Qué querían ocultar en realidad? ¿Practicaban magia negra, encantamientos, nigromancia? ¿O es que Enriqueta se hallaba metida en una secta como aprendiz de bruja?

Con todas estas ideas de leyendas urbanas no te faltará mucho más para crear una historia. ¡A ver qué nace de todo esto!

Y si no te convence ninguna leyenda urbana de las expuestas aquí, busca en internet alguna historia que te llame la atención 😉

¿Has escrito alguna historia a partir de una leyenda urbana?

Cuéntamelo en los comentarios.

3 Comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *