• Diario de escritora

    ¿Para quién escribo?

    Cuando empecé con la andadura de la escritura, no me planteaba escribir un género concreto, y ni siquiera pensaba en ser escritora, esa decisión vino años más tarde. En mis inicios, escribía historias románticas. Entonces era adolescente y buscaba encontrar a esa persona especial que te va a hacer feliz. Hoy en día, cuando reflexiono sobre esto, sé que esas ganas de escribir sobre romance no eran porque estuviera buscando a esa persona especial, (todavía no), o, al menos, no conscientemente, sino que ese sentimiento se lleva dentro, porque, como humanos, amar y que te amen es nuestra mayor necesidad. Por aquel entonces, y hablo del año 1990, no era muy lectora. Me costaba terminar un libro, pero no porque…

  • Diario de escritora

    ¿Por qué escribo?

    Esta pregunta suele ser la primera que alguien te hace al conocerte. En el pasado, cuando me alguien me preguntaba por qué escribo, me encogía de hombros y contestaba: porque me gusta. Ciertamente, no me había planteado una respuesta clara ni concreta. Recuerdo que, cuando aprendí a escribir letras sobre el papel, fue todo un descubrimiento sentir que aquello me gustaba y empecé a garabatear libretas. Mi madre me regalaba una libreta y yo era la niña más feliz del mundo. Pero no supe qué podía hacer con ese gusto por la escritura hasta que un día pensé: ¿y por qué no escribo una novela? No recuerdo cuántos años tenía cuando llegué a esa conclusión, puede que rondara…